Ayuntamientos: de la atonía a la carrera

86051873--575x336Con anterioridad a las elecciones municipales celebradas en España el pasado mes de mayo, en este blog reflexionábamos sobre la atonía y la falta de decisiones que habían afectado a las entidades locales y regionales, como consecuencia del ciclo electoral.  De este modo, se habían pospuesto decisiones relacionadas con planificación y con fondos europeos, a expensas de lo que sucediera en las elecciones; e igualmente, cabía esperar un periodo de adaptación por parte de los nuevos gobernantes.  Todo ello ha llevado a un periodo de inactividad en materia de fondos europeos y desarrollo local en España.

Pasado este periodo, estamos asistiendo, en este país de contrastes, a una reactivación del interés por los fondos y programas europeos.  En la prensa se suceden las noticias, en las que los nuevos gobiernos (y las nuevas oposiciones) se plantean oficinas de proyectos europeos, planes para obtener fondos europeos, etc….en ocasiones, incluso con cierto perfil de “empollón”, como si el nuevo alcalde o concejal de turno acabase de descubrir la pólvora, como si esto de los fondos europeos no fuese un recurso utilizable (y utilizado, en muchos casos) desde hace 30 años….

Por nuestra parte, no podemos sino alegrarnos de que los Ayuntamientos estén planteándose el tema de los fondos europeos.  No obstante, sí nos permitimos llamar la atención sobre las fórmulas que se están utilizando:

Se sigue considerando la UE como una especie de “teta” de la que obtener dinero, financiación para proyectos dados; pero no se plantea cómo acompasar las políticas municipales con las directrices emanadas de las políticas europeas (al menos, la parte más valiosa de las mismas) especialmente armonizando la estrategia municipal con la estrategia 2020.

2) Sigue faltando, por tanto, el concepto de estrategia (entendida como un conjunto de diagnóstico, objetivos, metas mensurables, acciones, medios e indicadores); y la estrategia es sustituida por la acumulación de proyectos.  Y sigue faltando horizontes temporales y visión del territorio que vaya más allá de una legislatura.

3) Los proyectos son, mayoritariamente, infraestructuras o equipamientos: cambian muchos gobiernos, pero se sigue atado a los mitos de la obra, las máquinas y el ladrillo, como fórmula de “desarrollo”.

4) La obtención de fondos europeos se plantea en régimen  de “carrera”, de “competición” por los mismos, descartando sinergias y colaboraciones muy útiles y necesarias: en ocasiones van por caminos distintos un Ayuntamiento, una Diputación provincial, un gobierno regional, una Universidad y un organismo de cuenca, por poner un ejemplo.

En todo caso, esperemos que esta carrera ahora iniciada por muchas entidades locales dé sus frutos, no tanto en términos de obtención de retornos económicos (que también), sino sobre todo a la hora de generar un “know-how” dentro de los Ayuntamientos, una manera de hacer las cosas de forma  más cooperativa, más colaborativa, más estratégica, más innovadora y más a largo plazo.  Los administrados lo agradecerán, posiblemente.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s