La descarbonización y las zonas rurales

Sin duda, la descarbonización es uno de los grandes retos que afronta el mundo actual y, de modo más concreto, uno de los grandes retos que deberá gestionar la nueva arquitectura de gobierno de la Unión Europea, surgida tras las elecciones al Parlamento europeo, de mayo pasado.  La evidencia del cambio climático y la demanda de la sociedad están empujando hacia esta dirección, que es además vista como una oportunidad en términos de innovación, empleo, y competitividad del tejido productivo europeo.

La lista subsiguiente de retos sectoriales y específicos es larga y compleja; por poner solo algunos ejemplos: la presión sobre las materias primas como el litio, el cobalto o todo tipo de tierras raras; los procesos de neocolonización asociados a dicha presión, el desafío técnico para convertir en almacenable buena parte de la energía renovable que se produce; como implementar los cambios tecnológicos que requieren sectores enteros, hasta ahora casi totalmente dependientes de los combustibles fósiles (el transporte, la refrigeración y muchos procesos industriales); la eficiencia de los nuevos procesos, la gestión de los residuos y de la energía disipada en los procesos de conversión; la reordenación de los actores sociales y económicos, en una economía en la que cambian las ventajas competitivas…

Y obviamente, un proceso de estas características (cuya envergadura se ha comparado con las dos primeras revoluciones industriales), tiene implicaciones sobre los territorios, y concretamente sobre las áreas rurales.  Centrados en las necesidades y urgencias de su día a día, los gestores públicos y los habitantes de dichas zonas, tal vez no levanten mucho la vista para mirar un poco más allá, y observar cómo pueden afectarles algunas tendencias:

Para empezar, y es un caso muy típico, la llamada “transición justa” en aquellas zonas rurales que han conocido la explotación del carbón y que ahora van a ver cómo se cierran las minas.  Se ha hablado mucho de ello, se ha aportado ya mucho dinero, pero siempre parece que es poco y siempre parece que nos sorprende, eso de que se cierren las minas y haya que buscar alternativas…

Por otro lado, la creciente presión para ubicar la generación de energía renovable, especialmente grandes instalaciones, en un medio rural generalmente despoblado, pero rico en este tipo de recursos: están volviendo a surgir docenas (por no decir cientos) de proyectos de grandes parques fotovoltaicos y eólicos, cuya capacidad de generación está normalmente muy por encima de la actual capacidad de evacuación, lo cual obligará a la construcción de nuevas grandes líneas (autopistas eléctricas), y que, en lugar de contribuir al reequilibrio territorial, podría más bien contribuir al incremento de las diferencias centro-periferia…Estoy pensando, por ejemplo, en la línea de Muy Alta Tensión del Maestrat de Castellón; o en el caso de Bélgica cuyos partidos “verdes” quieren cubrir la demanda eléctrica del país (hoy en día cubierta mayoritariamente con energía nuclear), con energía renovable, pero no se dispone de espacio para instalar gran eólica ni fotovoltaica; ¿de dónde saldrá? Pues puede salir de la energía renovable generada en el sur despoblado de Europa y trasladada luego por las grandes autopistas eléctricas europeas.

En este sentido, cabe recordar que el Mecanismo “Conectar Europa” incluye en este momento, como uno de sus corredores estratégicos, el llamado “Corredor Norte-Sur en Europa Occidental”, cuyo objetivo expreso es “promover las interconexiones entre los páises de esta región y el área mediterránea, incluyendo al Península Ibérica, en particular para integrar la electricidad procedente de fuentes renovables y reforzar las redes internas para promover la integración del mercado de la energía en la región”.

Por otra parte, está el reto de descarbonizar el sector primario: una agricultura y una ganadería muy intensificadas, muy dependiente de los insumos y precios del petróleo (gasoil, fertilizantes…), con un balance energético muchas veces negativo, con notables emisiones de CO2 (también por el metano de la ganadería), y totalmente integrada en los mercados mundiales, tanto para las materias primas como para la venta de productos elaborados.  Por tanto, la descarbonización pasaría por reducir el consumo de carne, apostar por la ganadería extensiva y por la producción ecológica, promover los circuitos cortos de comercialización, etc… todo lo cual tiene implicaciones de otro tipo, entre otras: dificultades para conseguir mano de obra en zonas envejecidas y despobladas, posibles dificultades de abastecimiento respecto a los parámetros actuales, subversión de la actual distribución de poder a lo largo de la cadena de valor, de modo que grandes corporaciones podrían ver comprometida su posición actual…

Y, finalmente (aunque, sin duda, el debate no acaba aquí), está la importancia de las zonas rurales, especialmente forestales o de montaña, como fijadoras de CO2.  Hemos defendido aquí en muchas ocasiones, que es imprescindible implementar el Pago por Servicios Ambientales (PSA), de modo que las actividades contaminantes paguen el justo reembolso a las zonas rurales -forestales y de montaña-, y éstas puedan dedicarse al cuidado del bosque y de la biodiversidad, sin depender de las subvenciones de carácter más o menos graciable, fuente de clientelismos y de desequilibrios.

En este sentido, la descarbonización abre una serie de retos de gran envergadura, pero también de oportunidades muy importantes para muchas zonas rurales hasta ahora etiquetadas como “desfavorecidas”, y por tanto una potente vía para la tan traída “lucha contra la despoblación”.  Es hora de saber verlo, y aplicarse a esta lucha desde una perspectiva que encaje realmente con las grandes tendencias de la tercera década del siglo XXI.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s